Misión como protagonista: Terapia Ocupacional- Manu Juana

La misión de Manu Juana en su vida es la Terapia Ocupacional. Ayuda a chicos con diferentes discapacidades a que logren independizarse. Estudiante de Integración sensorial y Neurodesarrollo. A partir de la creación de su blog personal, @sombrerosyboas, comunica en las redes sociales todo lo que significa para ella la Terapia Ocupacional Aplicada y de qué manera esta profesión ayuda a tantas personas. En esta entrevista junto a Innovar Sustentabilidad, nos cuenta la relevancia que tiene la Terapia Ocupacional, qué lugar ocupa en su vida, y la mirada que tiene la sociedad frente a alguien que es distinto. 

IS: ¿Cuál es la función de la terapia ocupacional? ¿De qué manera ayuda a mejorar la vida de tantas personas?

MJ: El propósito de la Terapia Ocupacional es favorecer el desempeño ocupacional de las personas en las que está afectado por alguna condición de salud. La TO se enfoca principalmente en las Actividades de la Vida Diaria (AVD), que son aquellas actividades relacionadas con nuestro propio cuerpo que desarrollamos todos los días (bañarse, comer, peinarse, lavarse los dientes, subir a la cama, tener relaciones sexuales) y en las Actividades Instruméntales  de la Vida Diaria (AVDI) que son aquellas relacionadas al cuidado de otros (mantenimiento del hogar, manejo de dinero, cuidado de mascotas). Pero además, lo fascinante de la TO es que abarca también áreas como el trabajo, la educación, el juego, el tiempo libre, entre otras. La función de nuestra profesión es alcanzar la máxima independencia posible en todas las actividades que desarrolla la persona y que resultan significativas para ella.

“La función de nuestra profesión es alcanzar la máxima independencia posible en todas las actividades que desarrolla la persona y que resultan significativas para ella.”

Manu Juana –

IS: ¿Sentís que tenes una misión dentro de la terapia ocupacional? ¿Cuál es?

MJ: Creo que mi misión ES la Terapia Ocupacional en si misma. Mi profesión me apasiona al punto de no poder escindirla. Si bien me dedico al área de Pediatría actualmente y estoy formada en eso, no descarto que el día de mañana mi expertiz pase por otro lugar. Lo que sucede es que la Terapia Ocupacional está tan adentro mío que se convirtió en una manera de mirar la vida.

IS: ¿Cómo surgió la creación de @sombrerosyboas? ¿Qué significa?

MJ: «Sombreros y Boas» surge a partir del interés de una juguetería (que hace juguetes para chicos con discapacidad) de que yo muestre cómo usar cada uno de los elementos y herramientas terapéuticas. Aunque esa fue la punta del ovillo, la realidad es que hoy @sombrerosyboas significa mucho más que eso.

Es el lugar donde vuelco lo que significa para mí la Terapia Ocupacional, cuáles son mis intervenciones, los planteos que me hago frente a un/a paciente, mis dudas, los usos de los juguetes, las experiencias que tengo con cada caso, la inclusión de las personas con “dificultades” y la apuesta por una sociedad más despierta, que entienda que en cada ámbito, sea el que sea, siempre hay un OTRO.

IS: ¿La sociedad le da la relevancia que merece a la terapia ocupacional?

MJ: Creo que no… pero no se si es ambición mía (jaja!). Es tan maravillosa la Terapia Ocupqcional y su potencial es tan grande que creo que nunca va a ser suficiente. Pero si hay una verdad innegable y es que en los últimos años la sociedad “descubrió” nuestro trabajo y hay cada vez más derivación e investigaciones relacionadas a nuestra experiencia.

IS: ¿La sociedad está preparada para la inclusión de todas las personas, sin importar si tienen alguna discapacidad? ¿Qué cambios crees que se tendrían que realizar?

MJ: No. Nuestra sociedad argentina está a años luz de estar preparada. Básicamente porque hay muchas personas que todavía no tienen el registro de que existe alguien distintos a ellos/as, que tiene otras necesidades. Ese es el primer paso para cambiar y ser una sociedad más inclusiva. El darse cuenta. Porque de ahí parten las conductas más evolucionadas. En tanto y en cuanto sigamos tapando rampas, tirando fuegos artificiales, negando el acceso a edificios públicos, descuidando plazas adaptadas, teniendo veredas rotas, programas de televisión sin traductores de lengua de señas o cartas de restaurantes en braille, no vamos a poder pensarnos a nosotros mismos como “inclusivos”.

“Ese es el primer paso para cambiar y ser una sociedad más inclusiva. El darse cuenta. Porque de ahí parten las conductas más evolucionadas.”

Manu Juana.

Cada uno de nosotros es el que tiene que dar el primer paso para tomar consciencia del mundo que nos rodea. El camino hacia una sociedad inclusiva es largo, se empieza desde pequeñas acciones en nuestro metro cuadrado. Todos tenemos las herramientas para lograrlo, pero para generar un cambio hay que ponerlas en práctica.  

Si queres conocer más sobre «Sombreros y Boas» y la misión de Manu Juana: 

Información: https://linktr.ee/sombrerosyboas

Instagram: https://www.instagram.com/sombrerosyboas/


Por Rocío Morabito.

Deja una respuesta